Mapa del ruido de la ciudad de La Plata






Una ciudad con considerable contaminación sonora cuyo casco histórico, durante las “horas pico” del mediodía, queda inmerso casi completamente en niveles de ruido por encima de los aconsejables. Así es La Plata, de acuerdo con un minucioso informe de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC) bonaerense que será presentado en sociedad la semana próxima.
El trabajo, elaborado por los expertos del Laboratorio de Acústica y Luminotecnia (LAL) tras un arduo proceso de mediciones de campo y cálculos, es inédito en su clase en nuestro medio. Y tiene como objetivo, según se explicó, “llegar a la gente y concientizarla acerca de cómo puede mejorar su salud y su calidad de vida si se logra incluir al ruido en la agenda de contaminantes a tener en cuenta y combatir”.
“Es el primer estudio de esta envergadura que se realiza en La Plata” subraya el ingeniero Ariel Velis, quien junto con sus colegas Nilda Vechiatti, Federico Iasi, Alejandro Armas y Carlos Posse, el diseñador Daniel Tomeo y el colaborador Mauro Panelo confeccionó el flamante Mapa del Ruido local: “y como tal, permite extraer varias conclusiones. El tránsito aporta el 95 por ciento de la contaminación sonora, y por lo tanto las vías de circulación rápida y aquellas con mayor presencia de vehículos de gran porte coinciden con los promedios de decibeles más altos”.
“En primer lugar, los motores de camiones, colectivos y motos -en ese orden-, y luego los rodamientos, en relación tanto con la velocidad como con las superficies, son las fuentes más notorias de ruido” precisa Velis.
Para relevar el cuadrante urbano elegido -comprendido entre las avenidas 1, 31, 32 y 72-, los investigadores diagramaron una grilla y establecieron puntos de medición en 146 esquinas, cada una de ellas separada tres cuadras de las otras. Allí montaron sonómetros, elevados un metro y medio del suelo mediante trípodes.
Luego tomaron los registros en lapsos de quince minutos corridos, de lunes a viernes -excluyendo vacaciones y feriados- entre las 11.30 y las 13.30, siempre y cuando las condiciones meteorológicas fueran propicias: ausencia de lluvias y vientos por debajo de los 5 metros por segundo, que equivalen apenas a una brisa suave.
Del análisis de esa cosecha surge que las avenidas de Circunvalación, particularmente 32 entre 1 y 13, 72 entre 1 y 19, y 31 entre 42 y 60, están entre los ejes más ruidosos de la Ciudad. También la avenida 13 entre 32 y plaza Paso; la plaza San Martín e inmediaciones, particularmente hacia plaza Rocha; y polos como la Torre I de plaza Moreno, la Estación de Trenes, y las escuelas 42 (63 y 22) y 19 (41 y 22). Todos superaron en promedio los 76 decibeles (dB), cuando los parámetros recomendados por la Organización Mundial de la Salud, en espacios exteriores, oscilan entre los 60 y 65 dB.
“Que no se superen los 65 decibeles puede parecer utópico en las metrópolis, pero aquí se pasan incluso los 70 en la mayor parte del Casco” advierte Velis: “y con 78 decibeles, por ejemplo, no se puede sostener una conversación en tono normal. Nadie se va a quedar sordo, de hecho las leyes laborales vigentes establecen que se puede trabajar hasta ocho horas con 85 decibeles. Sin embargo, estas situaciones condicionan el descanso, la comunicación y provocan estrés, por lo que pueden enfermar física y psicológicamente”.
“Que no se superen los 65 decibeles puede parecer utópico en las metrópolis, pero aquí se pasan incluso los 70 en la mayor parte del Casco” advierte Velis
“Si bien La Plata no está en situación desesperante, la gente no tiene por qué resignarse al ruido” aclara Nilda Vechiatti: “las cosas pueden mejorar con múltiples acciones; entre ellas, por mencionar sólo una, teniendo las calles en buenas condiciones, con la menor cantidad de irregularidades y grietas que sea posible, y con la calzada adecuada; el asfalto es más silencioso que el hormigón”.
EMPEDRADOS
“Los empedrados tienen a su favor que al reducir la velocidad de los coches se aplaca el ruido” acota Velis: “lo cierto es que un estudio de estas características ofrece una herramienta de planificación para el desarrollo de la ciudad, permite establecer metas de ruido, diferenciar y eventualmente ‘proteger’ determinadas zonas”. Vechiatti señala que “en ese sentido, está en estudio un anteproyecto de ley que dispondría que todos los municipios de la Provincia elaboraran un plan acústico”.
En el laboratorio dirigido por el ingeniero Pablo Ixtaina, cuyas instalaciones de 14 y 506 son únicas en el país, admiten que el mapa del ruido es en cierta forma un mapa de densidad del tránsito. Y explican que “no se puede trazar una tendencia de crecimiento o disminución de la contaminación sonora porque no hay estudios previos con los mismos parámetros; si bien una primera impresión puede hacer creer que es mayor que diez años atrás, las mejoras tecnológicas en los motores de los autos mitigaron en ese aspecto las consecuencias del aumento en el parque automotor”.
Acústico
Los responsables del estudio que encaró la Comisión de Investigaciones Científicas sobre el casco urbano de La Plata dijeron que está en estudio un anteproyecto de ley que dispondría que todos los municipios de la Provincia elaboraran un plan acústico
        








1 comentario:

  1. Muy interesante...que bien presentado el material....lástima que aunque viviendo en La Plata, recien me entero...estaré mas atento para la proxima. Un abrazo

    ResponderEliminar